14 de marzo de 2010


El insomnio es un desorden del sueño que impide dormir durante períodos prolongados de tiempo, e incluso puede impedir a una persona dormirse por completo. El insomnio puede ser causado por un número de razones, tales como la dieta, la tensión, las drogas o alcohol e incluso por ciertas emociones, tales como el miedo.

Sea la razón que sea, para curar este desorden del sueño es importante entender exactamente qué es lo que lo está causando.

Lo primero que debes hacer es determinar si puede haber algo que estás haciendo a lo largo del día que pueda estar causando tu insomnio. Hay ciertos alimentos que pueden mantenerte despierto. Si no estás seguro sobre tu dieta, sobre si lo que estás consumiendo a lo largo del día puede estar causando tu insomnio, investiga un poco o habla con un dietético. Tomar café puede que te esté quitando horas y horas de ese descanso y relajo tan necesarios.

Si estás tomando medicamentos, pregunta a tu médico si el medicamento puede estar causando tu insomnio. Algunas drogas ilegales también causan insomnio, especialmente las anfetaminas. El alcohol es otro factor que puede causar este problema. Todo se reduce a controlar exactamente lo qué esta entrando en tu cuerpo. En la mayoría de los casos, es lo que estás consumiendo lo que está causando tu insomnio.

Por supuesto, si tienes cerca una reunión importante y estás bajo una gran tensión, o si te estás enfrentando a alguna clase de culpabilidad extrema, o incluso si realmente tienes miedo de algo, todas estas situaciones también pueden causar el insomnio.

Sin embargo, si estás libre de tensiones, aparte de la tensión de no poder dormir, prueba con un experimento. Prueba a comer diversos alimentos o prueba a eliminar ciertas cosas de tu dieta. Si de repente encuentras que duermes como un bebé, has encontrado al culpable. La llave es escuchar a tu cuerpo. Tu cuerpo necesita el sueño para recargarse y tú necesitas dormir para que no seas tan gruñón con tus compañeros de trabajo.

El acto de dormir es fundamental para la restauración de nuestro organismo. Quien padece insomnio sabe que poco a poco nuestra calidad de vida se va deteriorando, nos volvemos más irritables, ansiosos y mostramos signos claros de fatiga, algo que afecta negativamente también a los que nos rodean.

  • Aquí te damos unos consejos que pueden ayudarte si el recuento de ovejitas saltando por tu cabeza no es del todo efectivo:
  • Procura acostarte y levantarte siempre a la misma hora. El hábito te ayudará a dormir. No te acuestes ni intentes dormir hasta que no tengas sueño.
  • No duermas durante el día. La siesta es una buena costumbre, pero puede inducir a insomnio si es demasiado larga.
  • Haz ejercicio físico, preferiblemente a primera hora del día.
  • Evita comidas copiosas antes de dormir, tampoco te acuestes con hambre. Un vaso de leche tibia puede ayudar a conciliar el sueño.
  • No fumes o anímate a dejarlo. Los fumadores encuentran especial dificultad en conciliar el sueño. También se despiertan más veces durante la noche.

Quienes somos

Mi foto
Adca Atc
Entidad sin fines de lucro fundada el 15 de Abril de 1984. Miembro de CNTD, IFATCA e ITF.
Ver todo mi perfil

Translate this web

Total de visitas

Creado por @Roycontrol. Con la tecnología de Blogger.

Archivo de entradas

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

© Asociación Dominicana de Controladores de Tránsito Aéreo - Adaptada por Roycontrol - Diseñada por Johanes Djogan