8 de agosto de 2010

El hábito de fumar tiene múltiples efectos nocivos sobre la salud de todos, nadie sale ganando con el tabaco. La lógica nos dice que necesariamente ha de repercutir sobre el absentismo laboral, además, existen estudios que demuestran que la tasa de absentismo entre los trabajadores que fuman es muy superior a la observada entre los no fumadores, con lo que el tabaquismo pasa de ser de un problema de salud personal, a un problema laboral.

Además de los riesgos que por sí sólo produce para la salud, el tabaco potencia los riesgos laborales, lo demuestra el hecho de que los trabajadores que fuman presentan un índice de frecuencia de accidentes y enfermedades profesionales mucho más elevado que los que no fuman.


El humo desprendido de los cigarrillos contamina el ambiente de trabajo y es inhalado por los empleados no fumadores, que también padecerán los efectos tóxicos del tabaco. En consecuencia, habría que limitar la exposición al humo del tabaco en los puestos de trabajo, de la misma manera que se hace con otros agentes tóxico.

El "rito" de fumar también puede ser causa potencial de accidente, como consecuencia de una distracción al encender un cigarrillo, tener la mano ocupada en sujetarlo, una irritación ocular momentánea provocada por el humo, un acceso de tos, o la disminución de la capacidad de atención debido a la disminución del contenido de oxígeno en la sangre que el tabaco ocasiona.
A esto cabría medir el riesgo de incendio y explosión que supone fumar en lugares donde se utilicen sustancias inflamables.


El hábito de fumar potencia el efecto de ciertos contaminantes presentes en el ambiente de trabajo, eso sin mencionar el efecto desagradable del (mal) olor a humo tanto en el aliento, como en la ropa o en las manos del fumador. El cual se transmite a los aparatos que sean operados por varios empleados.

Poco a poco, son mas los fumadores que abandonan el tabaco a tiempo. Pues comenzaron a experimentar síntomas de enfermedades causadas por el tabaco, principalmente bronquitis y trastornos gástricos. Hicieron caso a su doctor y sobretodo, vieron el efecto nocivo sobre los no fumadores, tanto compañeros, como familiares, cónyuges e hijos.

Dejar de fumar es más que disminuir el número de cigarrillos, es mas que un conteo regresivo… es una Decisión!!

Ver entrada relacionada:

Quienes somos

Mi foto
Adca Atc
Entidad sin fines de lucro fundada el 15 de Abril de 1984. Miembro de CNTD, IFATCA e ITF.
Ver todo mi perfil

Translate this web

Total de visitas

Creado por @Roycontrol. Con la tecnología de Blogger.

Archivo de entradas

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

© Asociación Dominicana de Controladores de Tránsito Aéreo - Adaptada por Roycontrol - Diseñada por Johanes Djogan