19 de marzo de 2015


La verdad y la justicia, al igual que el tiempo, son una constante. Durante 60 días, estos probados profesionales han sido ultrajados, humillados por la irracional autoridad que desoye reglamentos y desafía el más sensato sentido común; la justicia.

Ante la evidente (pero manipulada) falta de pruebas o argumentos, el autoproclamado señor de señores Marcelino A. Herrera hace jugadas fuertes contra la ADCA, fuertes pero rústicas, por no decir torpes. Basta con mencionar las acusaciones de supuestas faltas y atentados contra el estado dominicano que en todo un año no ha podido demostrar, ni inventar una coartada por lo menos coherente.  No sabemos lo que se siente, pero teniendo tanto poder debe ser una punzante estocada haber perdido en los tribunales ante los hombres y mujeres que éste aspirante a dictador llamó “minúsculo grupo de inadaptados”. Por lo menos ya sabemos quién debe adaptarse a perder.

Los procesos legales son serios, más cuando está en juego la dignidad y el futuro de varias decenas de controladores, pero varios presentes en las audiencias dejaron escapar una carcajada al escuchar al aprendiz de abogado del diablo decir “que los controladores buscaban puestos gerenciales”.  Esta y otras jugadas han sido engañosas, totalmente absurdas pero sustentadas por el dedo acusador del emperador Marcelino "Nerón" Herrera, quien a base de influencias políticas hizo lo que por ética profesional ni siquiera pasa por la cabeza de un licenciado en derecho que se respete; desacatar una sentencia.

Se debe ser poseedor de un diccionario bastante limitado para no razonar palabras como: pudor, escrúpulos, o dignidad. Se debe tener una cabeza bastante pequeña para creerse intocable, que se es respetado cuando se es temido solamente por el poder de la posición que se ostenta. Se debe tener un corazón bastante negro para sepultar cualidades innatas del ser humano como: bondad, conciencia o justicia. Alguien decía “hoy me quito el traje de gerente”, así muchos más se quitan sus trajes de seres humanos para actuar lo más parecido a bestias salvajes, que solo saben hacer dos cosas, atacar al que está en desventaja o huir. Ahora estan atacando. No nos llega a la mente ninguna palabra que sea lo suficientemente adecuada para definir esta constante de pisotear y levantar calumnias contra hombres y mujeres de trabajo. Hombres y mujeres que lo que saben hacer es trabajar. Hombres y mujeres que lo que quieren hacer es trabajar. Hombres y mujeres que, le guste o no a Marcelino Herrera, lo que volverán a hacer es trabajar.

Al no cumplirse los deseos de destruir la ADCA, ni de convertir todo lo que toca en oro, las acciones del pseudo-rey Marcelino "Midas" Herrera sacan a flote su desesperación por el más innegable instinto humano; el instinto de conservación. Solo a base de poder ha logrado mantener el telón de su “impecable” gestión. A pesar de todo ese poder, se vio obligado a recurrir a los lazos poderosos que resultaron al mezclarse con tres fuertes muros. Ahora éste acorralado espadachín sería un 4to Mosquetero al refugiarse bajo el escudo que, contrario a todas las historias, los otros tres no usan a favor de la justicia. Sus tentáculos nos mostraron los calabozos,  sus garras son afiladas con la frialdad y perversidad propia de los 4 Jinetes del Apocalipsis. 

Durante 60 días con sus noches hemos visto el más amplio despliegue de bajezas, señales claras de desesperación. Pero seguimos en pie, movidos por el valor de lo muchos tránsfugas han vendido o comprado; justicia. Mentira tras mentira, los hombros en los que descansa el Instituto Dominicano de Aviación Civil se encogen, preguntándose ¿dónde está la cabeza? Debe ser un misterio la cantidad de abusos que seguramente este pre-dictador habría cometido mientras dirigía otras instituciones. Abusos que nunca saldrían a la luz por temor a su represalia. Pero como se dice en la jerga dominicana: “Ahora se ha topado con unos más locos que él”. Nuestra locura ha sido demostrada día tras día, procedimos legalmente y ganamos, protestamos pacíficamente y seguimos protestando, respetamos las autoridades, las leyes y los espacios públicos. Hemos mantenido el respeto hasta a quienes no se lo merecen.

La verdad, la justicia y el tiempo siguen siendo una constante. Nuestra lucha también.


Quienes somos

Mi foto
Adca Atc
Entidad sin fines de lucro fundada el 15 de Abril de 1984. Miembro de CNTD, IFATCA e ITF.
Ver todo mi perfil

Translate this web

Total de visitas

Creado por @Roycontrol. Con la tecnología de Blogger.

Archivo de entradas

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

© Asociación Dominicana de Controladores de Tránsito Aéreo - Adaptada por Roycontrol - Diseñada por Johanes Djogan